En 1721, la primera Logia del Continente Americano, fue fundada en Loisburg, Canadá. En 1763 la Luz ingresó a Centroamérica y la primera Logia levantó columna en Nicaragua, en la zona de Black River, en el actual CAAN, con «Carta Patente» extendida por la Gran Logia de Inglaterra. A mediados del siglo XIX, debido a la fiebre del Oro en California, la empresa Norte Americana «Compañía de Tránsito» operó un sistema de navegación para llevar a los pasajeros del Este de los Estados Unidos a California haciendo el cruce de océano a través de la ruta del Río San Juan – Lago de Nicaragua – San Juan del Sur. En ese entonces la zona de la desembocadura del Río San Juan estaba administrada por Inglaterra, y era conocida con el nombre de Graytown. Esta ciudad se tornó un centro de intercambio comercial de gran importancia a nivel continental.

En Graytwn, hoy San Juan de Nicaragua, el 30 de mayo de 1851 bajo la jurisdicción de la Gran Logia de Escocia, levanto columna la R:.L:.S:. SAINT JOHN 357. Esta Logia construyó en la localidad un Templo y un Cementerio para sus miembros y familiares directos. Posteriormente, en 1883 levantó columnas, en la misma localidad, la R:.L:.S:. EUREKA 673 bajo los auspicios de la Gran Logia de Escocia. Hasta 1890 el Cementerio Masónico recibió a los QQ:.HH:. de ambas Logias que pasaron al O:.E:.

Desde esa época, debido al decrecer del interés masivo por el viaje a California, Graytown dejó de tener importancia comercial y el cementerio Masónico quedó abandonado hasta hace un par de años en que recibió los primeros trabajos que han permitido recuperar el área y preparar las tumbas y elementos arquitectónicos que contiene para una segunda y final fase de reconstrucción.